Boris Epshteyn, exasesor de campaña de Trump, reconoce ser parte de trama de falsos electores 2020

«¿Es algo en lo que alguna vez trabajaste o apoyarías, por ejemplo, en Michigan?» Ari Melber de MSNBC le preguntó el viernes por la noche.

“Sí, fui parte del proceso para asegurar que hubiera electores suplentes para cuando, como esperábamos, las impugnaciones a los electores titulares fueran escuchadas y tuvieran éxito”, respondió Epshteyn, quien es abogada, luego de insistir en que los electores eran de hecho «suplentes» y no «electores fraudulentos».

El entonces abogado de Trump, Rudy Giuliani, supervisó el esfuerzo., CNN informó a principios de esta semana, según tres fuentes con conocimiento directo del esquema. Implicó ayudar a los electores pro-Trump a acceder a los edificios del Capitolio estatal, redactar el lenguaje de los certificados electorales falsos para enviar al gobierno federal y encontrar reemplazos para los electores que se negaron a aceptar el complot. Epshteyn estaba entre los que trabajaban con Giuliani en el «centro de comando» postelectoral del Willard Hotel que buscaba evitar que el Congreso certificara la victoria electoral de Biden el 6 de enero de 2021. Fueron ambos entre varias personas citadas martes por el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero.

A lo largo de la entrevista del viernes, Epshteyn repitió afirmaciones falsas sobre fraude electoral.

También dijo que todo lo que hizo fue legal y citó las elecciones presidenciales de 1960 en Hawái como precedente para los electores «suplentes». En las elecciones presidenciales de 1960, Richard Nixon superó inicialmente a John F. Kennedy por 141 votos en el estado, un margen mucho más estrecho que cualquiera de los estados en disputa en las elecciones de 2020, pero Nixon terminó perdiendo el estado después de un recuento legal. Si bien hubo múltiples paneles de electores, fue porque los resultados en el estado cambiaron después de que el recuento mostrara un resultado diferente.

READ  Soldados rescatan a niño atrapado en un pozo durante varios días en Marruecos: anuncios en vivo

“Entonces, Ari, todo lo que se hizo fue hecho legalmente por el equipo legal de Trump, de acuerdo con las reglas y bajo el liderazgo de Rudy Giuliani”, agregó.

Trump y algunos de sus principales asesores alentaron públicamente el esquema de «electores suplentes» en Pensilvania, Georgia, Michigan, Arizona, Wisconsin, Nevada y Nuevo México.

La semana pasada, el fiscal general de Michigan pidió a los fiscales federales que abrieran una investigación penal sobre más de una docena de republicanos que presentaron certificados falsos que indicaban que eran los electores presidenciales del estado, a pesar de la victoria de Biden en el estado.

Dana Nessel, demócrata, dijo del caso en MSNBC: «Según la ley estatal, creo que claramente existe la falsificación de un registro público, que es un delito de 14 años, y la falsificación de la ley electoral, que es un delito de cinco años».

Cuando Melber le preguntó el viernes cuándo testificará ante el comité de la Cámara, Epshteyn respondió: «Bueno, Ari, como dicen, veremos qué pasa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *