Dos empleados apuñalados en el Museo de Arte Moderno

Dos empleados fueron apuñalados en el Museo de Arte Moderno en Midtown Manhattan el sábado por la tarde, dijo la policía. El sospechoso, que aún estaba siendo buscado, era un hombre cuya membresía había sido revocada recientemente debido a alteración del orden público, dijeron las autoridades.

John Miller, comisionado adjunto de las Oficinas de Inteligencia y Contraterrorismo del Departamento de Policía, dijo que al sospechoso se le negó la entrada al museo alrededor de las 4:15 p.m.

El hombre se molestó y luego «saltó sobre el mostrador de recepción y procedió a atacar y apuñalar a dos empleados del museo varias veces», dijo el Sr. dijo Miller.

Las víctimas resultaron heridas en las áreas del cuello, la espalda y la clavícula y fueron trasladadas de urgencia al Hospital Bellevue, donde ambos se encontraban en condición estable.

Julia García Valles, de 24 años, una turista de España, estaba esperando en la fila de West 53rd Street para entrar al museo cuando la gente gritaba «¡Disparando!». comenzó a salir corriendo por las puertas presa del pánico. Algunos cayeron al suelo en la confusión, dijo.

«Estábamos realmente asustados», agregó.

Fabien Levy, portavoz del alcalde Eric Adams, dijo el alcalde había sido informado sobre el ataque, que parecía ser «un incidente criminal aislado».

Alyssa Katz, editora adjunta del sitio de noticias local The City, se dirigía a reunirse con amigos en el museo cuando vi gente corriendo. Milisegundo. Katz, de 53 años, dijo que habló con dos turistas franceses asustados que dijeron que habían visto a alguien apuñalado en el área de la axila.

READ  La investigación de los disturbios del 6 de enero emite citaciones para el falso esquema electoral de Trump

Su amigo Mike Rubin, de 55 años, escritor que colabora con The New York Times y otras publicaciones, estaba esperando a la Sra. Katz en el vestíbulo cuando un guardia de seguridad le dijo a su grupo que abandonara el edificio de inmediato. Más tarde habló con un testigo que dijo que había visto a alguien pasar a los guardias y apuñalar a dos mujeres que trabajaban en el museo.

Señor. Rubin esperaba ver las exhibiciones de Sophie Taeuber-Arp y Joseph E. Yoakum. Afuera del museo, “era como un juego de teléfono”, entre personas que tenían que salir corriendo, dijo. «Nadie sabía lo que estaba pasando».

Christian Desrosiers, de 34 años, un empresario, dijo que estaba escaneando su boleto cuando comenzó la conmoción.

Agregó que fue una de las primeras personas en salir corriendo, después de ver a tres mujeres frente a él salir corriendo.

«Se dieron la vuelta en un santiamén y comenzaron a correr, así que pensé que me uniría a ellos», dijo. «La gente claramente se apresuraba a salir, pero nadie gritaba, al menos en el momento en que yo estaba allí».

Wendy Keffer, de 42 años, visitaba la ciudad desde Austin, Texas, con su esposo y sus dos hijos. Ella estaba entrando para un horario de 4 pm cuando les dijeron que evacuaran.

“Estábamos entrando al museo y cuando estábamos a punto de entrar cuando vimos a cientos de personas corriendo y todos gritaban tirador, tirador”, dijo. «Fue muy aterrador.»

La policía dijo que no había indicios de que se hubieran hecho disparos.

Gina Heeb contribuyó con el reportaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *