Un juez estadounidense ha condenado a otro miembro de Proud Boys por el ataque del 6 de enero al Capitolio

WASHINGTON, 1 sep (Reuters) – Un juez federal condenó el viernes a un miembro de los Proud Boys de extrema derecha que atacaron el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, mientras los partidarios del entonces presidente Donald Trump intentaban sin éxito bloquear el Congreso. La victoria electoral de Joe Biden fue condenada a 10 años de prisión.

Dominic Pesola no desempeñó un papel de liderazgo en el grupo y fue el único acusado de los cinco absueltos del cargo de conspiración a traición. Fue declarado culpable de obstrucción de procedimientos oficiales y de agredir a la policía, entre otros delitos.

«Usted personalmente jugó un papel importante en los acontecimientos de ese día», dijo el juez de distrito estadounidense Timothy Kelly. «Lo que pasó es una vergüenza nacional».

Kelly señala que Pezzola es un nuevo miembro del grupo y ha sido absuelto de traición, pero también observa las acciones de Pezzola.

Más tarde el viernes se llevará a cabo una segunda audiencia de sentencia para el acusado Ethan Nordian, el líder del grupo, después de que fuera declarado culpable de conspiración a traición y otros delitos.

Kelly condenó el jueves a otros dos exlíderes de Proud Boys, Joseph Biggs y Zachary Rehl, a 17 y 15 años de prisión, respectivamente.

Miles de partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio tras un discurso en el que el Partido Republicano afirmó falsamente que la derrota electoral de noviembre de 2020 fue resultado de un fraude generalizado. Incluso cuando Trump lidera la nominación republicana de 2024 para desafiar al presidente demócrata Biden, continúa haciendo esas afirmaciones falsas.

READ  Exomars descubre agua oculta en el Gran Cañón de Marte, el valle más grande del Sistema Solar

Cinco personas, incluido un policía, murieron y más de 140 policías resultaron heridos durante los disturbios o poco después. El capital sufrió daños por millones de dólares.

El gobierno pide una condena de 20 años para Pezzola y de 27 años para Nordean.

Aunque Pezzola fue declarado inocente de sedición, los fiscales dijeron que su ataque al ex oficial de policía del Capitolio Mark Ott, en el que robó el equipo antidisturbios de Ott y lo usó para romper una ventana en el Capitolio, ayudó a justificar una larga sentencia de prisión.

«Era un soldado de infantería interesado en esa conspiración», dijo el viernes el fiscal Eric Kenerson al juez.

Los abogados de Pesola habían pedido que su cliente fuera sentenciado a unos cinco años de prisión y dijeron en su memorando de sentencia que ya había cumplido tres años en espera de juicio. Steven Metcalf, uno de los abogados de Pezzola, le dijo al juez que Pezzola quedó atrapado en el «calor del momento».

«Me presento ante ustedes con un corazón contrito», dijo Bezola en un emotivo discurso ante el juez, en el que pidió disculpas a Ott y envió comentarios lascivos a su esposa y sus dos hijas. «Nunca debí haber cruzado la barrera en el Capitolio ese día».

El abogado de Nordean, Nick Smith, planea abogar por una sentencia menor de 15 a 21 meses.

«Nordian entraba y salía de la capital como cientos de malhechores de clase B», escribió Smith. «Cuando el gobierno distingue las acciones de Nordian de las de los otros acusados ​​del 6 de enero, se basa en el carácter, no en los hechos».

READ  Extraña y rara explosión espacial detectada en algún lugar que no debería ser: alerta científica

1.100 personas han sido arrestadas por cargos relacionados con el ataque a la capital. De ellos, más de 630 se han declarado culpables y al menos 110 han sido condenados en juicio.

El exlíder de Proud Boys, Enrique Darío, será sentenciado el 5 de septiembre. El gobierno pide una pena de 33 años.

Sarah N. en Washington. Información de Lynch y Mahiny Price; Edición de Scott Malone, Grant McCool y Jonathan Otis

Nuestros estándares: Principios de confianza de Thomson Reuters.

Obtener derechos de licenciaAbre una nueva pestaña

Informes sobre el Congreso de EE.UU.

sara n. Lynch es la reportera principal de Reuters que cubre el Departamento de Justicia de Estados Unidos fuera de Washington, D.C. Durante su tiempo en el Beatle, cubrió todo, desde las secuelas de las protestas de George Floyd hasta el informe Mueller y el uso de agentes federales para reprimir a los manifestantes. Los casos del departamento siguen al asesinato, la propagación generalizada de COVID-19 en las prisiones y el ataque del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio